Quién es Gabu Cursos 🎁 Regalos Blog Empresas Círculo Empezá por acá Campus Virtual

Cómo mejorar tu perfil en LinkedIn.

La parte 1 de una guía práctica con el paso a paso para que puedas sacar el máximo provecho de tu presencia en esta red social.

Como digo siempre, no hace falta estar en todas las redes sociales porque sí. Sólo si suma a tu negocio y a tu rentabilidad.

LinkedIn es, de alguna manera, la excepción a la regla anterior. Tenés que estar.

Si hacés negocios, si vendés algo, si trabajás como coach, consultor o profesional independiente, si querés ocupar una posición corporativa o simplemente, si te interesa mantenerte informado sobre las novedades de tus colegas y el mercado, no podés obviar estar en LinkedIn.

Y no es sólo estar. Tu presencia tiene que reflejarse en un buen perfil.

Con más de 300 millones de usuarios activos por mes y foco en unir personas para crear redes de negocios, LinkedIn es la red social para posicionarte profesionalmente y crear tu marca personal.

Hoy veremos los 3 elementos clave que precisás configurar de manera impecable para lograr mayor visibilidad y mejores resultados: foto, banner de fondo y título.

1. Foto de perfil

Tu foto es el punto de partida para que quien no te conoce tenga una idea de quien sos y se forme una primera impresión.

Y como LinkedIn es una red social profesional, es importante que pienses en esa foto en función de las personas que verán tu perfil, y qué impacto querés lograr en ellas.

¿Qué quiero decir con esto? Que el sólo hecho que hayas salido bien en la foto no quiere decir que esa sea tu mejor foto para tu perfil de LinkedIn. Por esta misma razón, es muy probable que tu foto de Facebook no sea la misma que vas a usar en LinkedIn. Porque Facebook es una red social para amigos y conocidos, mientras que LinkedIn es una red social profesional.

Ejemplo: la foto esa divina en la que estás en bikini en la playa, posiblemente sirva como foto de perfil para Facebook, pero a menos que seas una modelo de Victoria's Secret es muy probable que no sea adecuada para tu perfil de LinkedIn.

Una buena idea de foto para LinkedIn es:

  • Una foto neutra. No tipo pasaporte (de esas 4 x 4 donde no te reís y estás mirando con cara de susto), sino una foto preferentemente sobre fondo liso. Donde estés solo y no aparezcan tus hijos, ni tu mujer o tu marido, donde no tengas puestos lentes de sol ni el sombrero del carnaval carioca. Y de nuevo, la bikini en la playa es un no.
  • Una foto que esté alineada con tu historia, con lo que ofrecés como profesional, y con cómo querés que te vean quienes miran tu perfil. Esto ayuda a construir confianza, aunque quien está del otro lado no te conozca. Por ejemplo, una maestra jardinera puede lucir sonriente y dulce, mientras que el director de una empresa de seguridad privada debe lucir fuerte y seguro.
  • Una foto donde estés vos. Quizá suena obvio, pero esto refuerza algo que te dije antes. Si aparecés con alguien más, esa foto mejor no la uses. Si estás con tu perro, usala sólo si sos veterinaria o si tu historia tiene que ver con perros, mascotas o animales.
  • Una foto donde se te vea hasta la mitad del pecho, máximo. ¿Seguís dudando sobre tu foto en bikini? La foto ideal para LinkedIn es de tu cara, y máximo, hasta la mitad del pecho. La razón es que en ciertos dispositivos aparece muy chiquita (un teléfono por ejemplo), entonces tu cara se hace poco visible si el encuadre va más allá. Incluso podés cortar una franja chiquita de la parte más alta de tu cabeza si creés que eso ayuda a que tu cara quede un poco más visible, y así de paso no parece que es una foto tomada de un álbum familiar (mirá mi foto de perfil como ejemplo).
  • Una foto donde estés de frente, o con la cabeza levemente rotada para el lado donde aparece el texto. La idea es que, sólo con ver tu foto, quienes llegan a tu perfil sepan que les decís hola y les das la bienvenida. Así que fotos mirando a cámara son mejores. Fotos de frente o donde tu cara apunta para el lado del texto, también son mejores. Esto ayuda a dirigir la atención de quien entra a tu perfil hacia el texto, que es donde debe seguir leyendo.
  • Una foto con la iluminación adecuada. Fotos oscuras o blureadas, por favor no. LinkedIn ofrece filtros para mejorar el aspecto de tu foto de perfil, pero si aún con esos filtros no lográs el efecto deseado, es mejor que edites tu imagen con algún editor externo y que luego la subas.
  • Una foto que sea visible. Un perfil con una foto que es visible todo el tiempo tiene 7 veces más visualizaciones. Esto parece una obviedad, pero en algunos casos el seteo de la foto está en modo no visible y esto hace que las personas aún no se conectaron con vos no puedan verla. Pero justamente esa es la gracia de una red social profesional, que quienes no te conocen puedan acceder a vos, y para eso tienen que asegurarse que sos la persona que conocieron en el cocktail de ayer. Si tu idea es no hacer visible ciertas partes de tu perfil, es mejor no estar.

  • Una foto que sea objetivamente buena desde el punto de vista de los negocios. Si más allá de toda la evaluación en base a los puntos anteriores aún te quedan dudas, hay una app que te permite comparar dos fotos y someterlas a la votación popular de personas de carne y hueso que no te conocen. Eso te dará una referencia un poco más objetiva que si le consultás a tu novia si saliste bien, o a un compañero de trabajo si le gusta.

Esa app se llama Photofeeler y lo único que te pide cambio para ver tus resultados es que devuelvas la cortesía y evalúes las fotos de otras personas.

Hice la comparación con tres de mis fotos y elegí la que ves hoy en mi perfil de LinkedIn, precisamente, porque fue la que tuvo mejor calificación.

Importante: asegurate de elegir la categoría correcta. Podés comparar fotos para Business (negocios, perfecto para tu perfil de LinkedIn), Dating (citas, para sitios donde buscás pareja) o Social (para otras redes sociales no-LinkedIn).

2. Banner de fondo

Detrás de tu foto y como encabezado de tu perfil, LinkedIn ofrece un banner estándar en color azul que muestra varios puntos unidos en forma de red.

Hasta hace algún tiempo este banner no se podía adaptar, excepto que tuvieras una cuentra premium. Hoy es posible aprovechar ese espacio para comunicar algo sobre vos, tu marca personal, tus productos, tu negocio o tu empresa.

Y mi sugerencia, claro, es que lo aproveches.

Como ves en mi perfil de LinkedIn, en este momento elijo publicar un banner con la información esencial de mi programa de Marketing y Negocios Monetiza tu Magia, porque ese es mi foco en estos días dado que el programa presencial tiene una nueva edición en agosto. Y esa es precisamente la intención, que uses ese espacio para difundir un mensaje claro que quieras que vean quienes se interesan en ver tu CV.

Algunos detalles importantes:

  • La medida del banner es de 1584 x 396 píxels. ¿Qué pasa si ponés una foto de otra medida? Va a aparecer cortada o distorsionada. Si no sos diseñador gráfico o no manejás herramientas de diseño y hacer esto te parece un chino, te recomiendo usar Canva para hacerlo fácil y que tu banner luzca profesional.
  • Tené en cuenta que parte de tu foto se superpondrá con el banner (ver mi ejemplo más arriba). Evitá completar esa parte con contenido para que no quede tapado cuando lo publiques.
  • Este espacio es para contar más sobre vos desde una mirada profesional, así que si acá te tienda poner una foto de la playa o de tu familia, preguntate antes si esto suma a tu perfil profesional para esas personas que no te conocen.
  • Un buen banner está alineado con tu imagen de marca. Colores, logo, productos, lo que sea que tengas para comunicar y que contribuya a tu narrativa, podés exponerlo aquí.
  • Si tenés un sitio web, este es un buen espacio para difundirlo. El nuevo diseño de LinkedIn dejó los links un poco escondidos, así que si lo ponés acá les darás más visibilidad.
  • También podés incluir galardones, premios, certificaciones, o lo que creas relevante difundir.
  • Y ojo, NO pongas acá tu email. Esto va en contra de las políticas de LinkedIn y podría resultar en la cancelación de tu cuenta.
  • Y recordá que menos es más. No llenes tu banner de información. Es mejor hacer foco en lo realmente relevante para la persona que entra a ver tu perfil. Pensalo en función de lo que él o ella busca.

3. Título

Este uno de los espacios más desaprovechados de esta red social.

¿Y esto por qué pasa? Porque LinkedIn publica en este lugar, por defecto, tu posición y tu compañía actual. Y muchas personas no saben que se puede personalizar y lo dejan como está.

Ni te imaginás la cantidad de gerentes, CEOs, fundadores, directores y demás títulos genéricos que hay en LinkedIn. Si dejás tu título tal como es, te transformás en uno más del montón.

Por eso es importante que lo adaptes para que te posiciones de una manera diferenciadora. No hacerlo es desperdiciar uno de los espacios más importantes en esta red social.

Acá tenés 120 caracteres para causar una primera impresión, ¡no los desperdicies!



Ese título es una de las primeras cosas que lee quien llega a tu perfil. Cuando alguien hace una búsqueda en Google por ejemplo, y aparece tu perfil de LinkedIn, esto es lo que se ve. Cada vez que comentás el posteo de otra persona, se ve esto.

Así que vale la pena pensar muy bien los 120 caracteres que te permite usar este espacio. Aquí se trata de que cuentes qué hacés, para quién lo hacés. Cuál es el problema que resolvés y cuál es el valor que agregás.

Y lo más importante de todo: pensalo desde la mirada de tu cliente.

Podés usar palabras clave (estas funcionan mejor en el buscador de LinkedIn para que otras personas te encuentren), o una frase completa. O una combinación de ambas.

Veamos un ejemplo:

Socio fundador en Cambio Consultores → esta es la descripción que por defecto te asigna LinkedIn. No sólo es aburrida sino que no se entiende qué beneficio ofrecés para el otro. Recordá que LinkedIn es una red social y se trata de crear una red. Para que el otro se interese en vos tiene que entender qué ofrecés.

Agente de cambio. Ayudo a empresas a detectar los talentos de sus empleados para mejorar los resultados económicos → queda muy claro quién sos, qué resolvés y para quién lo hacés.

 


Estos son los 3 elementos que todo perfil deLinkedIn debe tener configurado de manera impecable para ser más efectivo y lograr mayor visibilidad.

En una próxima entrega veremos el resto de los elementos.

¿Qué estás esperando para actualizar tu perfil? Hacelo ahora mismo para que las personas interesadas en lo que hacés puedan encontrarte.

Y si no estás suscripto a mi lista de mails suscribite en el formulario de más abajo, así te llegarán todas las actualizaciones de futuras novedades sobre cómo optimizar tu perfil en LinkedIn.

El mundo necesita tu talento, nunca lo olvides.

 

Monetiza tu Magia® es el programa de marketing y negocios para quienes quieren vivir de lo que aman.

Ya es hora de cobrar lo que vale tu talento. 😉

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN >
Close

Y POR SUCRIBIRTE, UN REGALO! > GRATIS, UNA GUÍA PARA CREAR TU NEGOCIO EN 3 MESES 

Con todo lo que necesitas saber, consejos y el paso a paso para lanzar tu negocio con propósito en 3 meses.