Quién es Gabu Cursos 🎁 Regalos Blog Empresas Círculo Empezá por acá Campus Virtual

Por qué es tan importante definir un nicho de mercado.

Parece muy tentador ofrecerse a todo el mundo. Y sin embargo, no se puede ser todo para todo el mundo todo el tiempo. No es posible, ni viable, ni la mejor estrategia.

Visto desde un enfoque de marketing y negocios, es algo que ya no funciona más. Y es también uno de los mayores errores que cometen los que inician un proyecto.

Cuando no existían los medios masivos de comunicación y el mercado viable se limitaba a la distancia a la que podías llegar con tu carro o tu caballo, no hacía falta que pensaras en segmentación, en nichos o en targets. Los clientes eran todos a los que se podía llegar, y el posicionamiento lo daba el área de experiencia: "el herrero", "el carpintero", "el ebanista". No hacía falta diferenciarse demasiado, porque el mercado era muy pequeño y todos se conocían.

Con el avance de los medios de transporte y la llegada primero de la radio y luego de la televisión, la situación cambió. Ahora se podían alcanzar mercados que estaban mucho más lejos, con productos que podían venderse de a cientos de miles a través de cadenas de distribución y publicidad masiva. La diferenciación comenzó a darse primero por el producto o por la calidad del servicio, y luego por la marca. 

En el siglo XXI las cosas son distintas. Vivimos en un mercado global comunicado a través de Internet, donde podemos llegar con nuestras ofertas a cualquier parte del mundo. Los títulos ya no nos diferencian, son casi un commodity, porque hay decenas de miles de personas en todos los países que ostentan el mismo grado académico.

Con tanta oferta, de servicios y sucedáneos, cada vez se hace más difícil distinguir entre las distintas profesiones. En mi profesión como coach, incluso, pasa que frecuentemente tenemos que marcar la diferencia entre un coach, un counselor y un psicólogo, por ejemplo.

Hoy más que nunca se hace fundamental lograr un posicionamiento diferenciador, un posicionamiento experto. Y ese posicionamiento se logra primero sacando los talentos de la transparencia y luego, alineándolos con el mercado.

De esa alineación surgirá un nicho. Un nicho no es más ni menos que una porción de mercado, un conjunto de personas. Si pensáramos en una torta o en un pastel, sería como cortar una porción y separarla para nosotros.

 

¿Por qué es tan importante definir un nicho de mercado?

Porque un nicho de mercado te enfoca específicamente a tu cliente ideal. A ese cliente a quien mejor podés acompañar con tu magia, quien mayor provecho sacará de tu oferta y que por lo tanto, estará feliz de pagar por tus servicios.

Tener un nicho definido te permite:

  • Llegar a tu cliente ideal con un mensaje claro y diferenciador con respecto a tu oferta.
  • Posicionarte como experto, destacarte entre tus colegas. Y como te verán como especialista, los clientes vendrán a buscarte a vos.
  • Generar mayor recordación. Y como te recordarán más, te referirán más.
  • Optimizar tu inversión en comunicación y marketing, tanto en cuanto a tiempo como en cuanto a dinero. Porque cuando sabés a quién apunta y beneficia tu magia, tu mensaje va dirigido exactamente a la gente que la necesita.
  • No tener que vender tus servicios bajo el concepto tradicional de venta. Porque con un nicho definido, tu mensaje será mucho más claro y estará apuntado a quien verdaderamente lo necesita. O sea que sólo tendrás que contar lo que hacés a ese nicho que lo precisa, desde un lugar de integridad. 

Tener un nicho es un punto de partida esencial para cualquier negocio. 

 

¿Cómo defino mi nicho?

Como digo siempre, no hay fórmulas mágicas en los negocios. Pero sí hay una serie pasos que te conviene seguir para definir tu nicho.

  1. Tener muy en clara tu oferta, tu magia, los dones que tenés y que podés compartir con el mundo.
  2. Definir un nicho alineado a esa magia, en base a la transformación que podés generar, a tu método para acompañar a tu cliente ideal para ir desde donde está hacia donde quiere estar.
  3. Validar ese nicho en cuanto a oferta, demanda, tamaño e intención de compra. Si querés hacer trabajo pro bono, podés saltearte algunas validaciones en este paso. Pero si tu objetivo es monetizar tu magia y vivir de lo que te gusta, entonces tenés que definir un nicho en el que quieran pagarte para que haya un negocio viable.

Si necesitás ayuda para definir tu nicho, puedo trabajar con vos en sesiones VIP 1 a 1, o podés sumarte también a mi masterclass Define tu Nicho, donde explico una fórmula paso a paso para que encuentres a los clientes que estarán alineados con tu magia.

Y si te interesa profundizar en tu oferta y rentabilizar tu negocio, el programa perfecto para vos es Monetiza tu Magia, donde trabajarás en mayor detalle con tu nicho, tu mensaje, tu posicionamiento experto, tu modelo de negocio y estrategias iniciales para vivir de tu talento.

Tu momento para hacerlo es ahora. 🙂

Monetiza tu Magia® es el programa de marketing y negocios para quienes quieren vivir de lo que aman.

Ya es hora de cobrar lo que vale tu talento. 😉

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN >
Close

Y POR SUCRIBIRTE, UN REGALO! > GRATIS, UNA GUÍA PARA CREAR TU NEGOCIO EN 3 MESES 

Con todo lo que necesitas saber, consejos y el paso a paso para lanzar tu negocio con propósito en 3 meses.