‼️ Leé mi columna Mujeres&Negocios en la Revista LifeStyle > click aquí

Cómo seguir cuando no sabés qué sigue.

Hay una frase que dice "el primer paso es el que te saca del lugar en el que estás". Y es una frase poderosa, sí, pero... ¿para dónde empiezo a caminar, si no sé para dónde tengo que ir?

Declarar lo que se quiere y ponerse en marcha es el primer paso para poder tener éxito.

Seguir adelante es crucial para conseguirlo. Ser constante es imprescindible. 

Siempre le repito a las personas que trabajan conmigo que la magia se concreta en la acción, y que para accionar hay que sostener. Hay que pasar de la idea al plan, del plan a la ejecución, y la ejecución hay que mantenerla en el tiempo.

La mitad de los emprendimientos que se inician hoy ya no existirán en 5 años. La mayoría habrá desaparecido en 10. Y la mayor barrera no es -contrariamente a lo que se piensa- la situación del mercado, o el producto, o la competencia. Es la mentalidad del emprendedor, como explico aquí.

La falta de claridad da miedo, pero hay maneras de enfrentar ese miedo. No saber qué sigue, no saber qué nos depara el futuro, es una condición esencial de estar vivos. Si sos humano, te pasa.

Entonces... ¿cómo seguir, cuando no sabés cómo seguir?

Acá 3 pistas.

 

1. Seteá objetivos relacionados con temas que dependan de vos.

Setear objetivos es un arte, por eso es una parte muy importante de lo que trabajamos en mi programa Monetiza tu Magia.

Cuando una meta está bien planteada, cuando hay una emoción que imprime ese deseo y, sobre todo, cuando es algo que depende de vos y no del afuera, es mucho más probable que se haga realidad.

Que los objetivos dependan de vos es crucial, porque es lo que vos manejás, es a lo que de verdad te podés comprometer.

No podés obligar a un cliente a que trabaje con vos, ni controlás lo que pasa en la economía de tu país. Si te ponés metas que dependen de factores externos, de lo que no controlás, no cumplirlas te va a hacer sentir que fracasaste. 

En cambio, si te ponés metas que dependen de vos y no las cumplís, vas a aprender de la experiencia. Esto te permitirá hacerlo mejor la próxima vez.

Y así, estarás un paso más cerca de alcanzarlas.

2. Hacé foco en el momento presente.

La función de la mente es resolver problemas. Hace eso noche y día, día y noche, todo el tiempo. Toma tus problemas y los procesa para encontrarles una solución.

Incluso, si tus problemas no son tantos, va a resolver problemas igual. Así que va a agarrar problemas que te rodean y, aunque no necesariamente te incumban o te parezcan tan relevantes, va a intentar resolverlos igual.

Por esta misma razón, la mente no vive en el presente. Se mueve permanentemente entre el pasado y el futuro, buscando información conocida y proyectándola hacia una infinidad de escenarios posibles para intentar solucionar todo el cúmulo de problemas que tiene por resolver. Los tuyos, los de los demás, los del país, los del planeta.

Tu mente resuelve problemas. Todo el tiempo.

Pero vos no sos tu mente.

Una de las capacidades más maravillosas que tenemos los humanos es que podemos pensar lo que pensamos. Sí, podés escuchar qué está pensando tu mente.

Por lo tanto, vos no sos tu mente.

Focalizarte en el momento presente, prestar atención a las historias que te estás contando y re-significar lo que tu mente interpretó (pero tal vez no es lo que en realidad pensás), te ayudará a re-acomodar tu camino. 

La ansiedad, la incertidumbre, no son miedos. El miedo es tangible, es concreto, es del ahora. Ansiedad, incertidumbre, son proyecciones hacia un futuro incierto. Son miedos anticipados.

Si sos una persona sana, manejar tu mentalidad está en tus manos. La clave está en pensar lo que pensás, y en dar pequeños pasos.

Uno detrás del otro. Mirando lo más próximo que tenés el camino.

Podés transitar los 400 km que hay desde Buenos Aires hasta Mar del Plata en la ruta totalmente oscura de una noche cerrada, sólo con las luces de tu auto, que iluminan un rango de 100 metros. No ves todo el camino, vas viendo lo que vas necesitando ver a medida que avanzás. Así vas ganando distancia y finalmente, llegás a destino.

Ayudá a tu mente a funcionar de esa manera. Sin todas las certezas, sin querer tenerlo todo claro todo el tiempo... algo que tampoco es posible, porque la vida no es totalmente previsible.

Y llegarás mucho más lejos.

3. Date permiso para recalcular.

Tenemos una idea dramática acerca de cometer errores. En muchos casos, esa idea es un condicionamiento cultural.

Si vivís en el mundo occidental y tuviste la educación más habitual, en la escuela los errores suelen ser penalizados y es posible que estés condicionado por eso. Equivocarse no está bien, sacar una mala nota, tampoco. Que te llamen para dar lección y no saber, a veces es exponerse a hacer el ridículo.

La vida no es la escuela y vos ya no tenés 10 años. Pero lo que experimentaste hace mucho tiempo se transformó en una creencia y hoy, cuando te equivocás, tal vez sigas sintiendo lo que sentías cuando ibas al colegio.

Cometer errores está bien, es parte de aprender. Nadie nace sabiendo todo, la vida es esencialmente prueba y error.

Los negocios, como parte de la vida, no son la excepción. 

Date permiso para probar. Date permiso para fallar.

Puede que salga bien, puede que salga mal. Y si eso eventualmente sucede, aprenderás del error. Y recalcularás, para hacerlo mejor la próxima vez. Y cada vez lo harás mejor.

Cometer errores es parte de hacer. Fracasar es sólo algo que esta vez no salió bien, pero la próxima seguro saldrá mejor. La siguiente hasta puede ser un éxito.

Pensalo como un experimento, como un paso más.

Porque eso es lo que es en realidad, es sólo una parte. No es el camino completo.


Mantener el rumbo y la constancia se apalanca en estas 3 patas:

  • setear objetivos que puedas controlar,
  • hacer foco en el presente, y
  • recalcular cuando las cosas no funcionan como esperabas.

Y, por supuesto, aprender de la experiencia. Siempre.

Monetiza tu Magia® es el programa de marketing y negocios para quienes quieren vivir de lo que aman.

Ya es hora de cobrar lo que vale tu talento. 😉

CLICK AQUÍ PARA MÁS INFORMACIÓN >
Close

Y POR SUCRIBIRTE, UN REGALO! > GRATIS, UNA GUÍA PARA CREAR TU NEGOCIO EN 3 MESES 

Con todo lo que necesitas saber, consejos y el paso a paso para lanzar tu negocio con propósito en 3 meses.